viernes, 28 de febrero de 2014

Mi prólogo del libro



.......................................................................................



Unas palabras a...

Hubiese sido mejor, de hecho, tomar tus manos; tener la cercanía de tus ojos; o ceñir tu cintura, levemente, y andar por la vida respirando contigo su belleza.En vez de bajar palabras etéreas del cielo, hubiese sido mejor susurrar en tus oídos, mientras ahondo dulzores en todos los repliegues de tu cuerpo. Mas la vida tiene sus realidades externas e internas, donde se amasa también sus imposibles, concretos o conceptuales.Y es allí donde más intervienen los pensamientos, las especulaciones, y la emoción de estas palabras en un poemario, que al fin no alcanzan, porque vale más la inteligencia encauzada en la luz de la ternura, que aflorando en la piel funde al amor en las almas intrínsecas en el silencio.Es bueno entonces, ventilar las venas haciendo hablar al espíritu, que a veces se ahoga en su propio mar. Sería un placer hablarte en mi voz, pero también lo es, dejarte estos versos impresos, para que estén, cuando yo no esté, y de alguna manera pueda (vaya sueño el mío) fundirme en tu almohada y arrullar tu corazón. http://es.shvoong.com/medicine-and-health/1619076-el-amor-la-pasi%C3%B3n/
Hasta siempre en el amor.
J. C. L. R.
.......................................................................


sábado, 22 de febrero de 2014

Tu amor

¡Amor!...
Tus ojos me envuelven
    en un vuelo de palomas...
convierten mis temores en sosiego.

¡Pasión!
Pasión es tu cuerpo
    que sublima la distancia
        en los rayos del deseo.

Vórtice fecundo de gaviotas
    es mi pecho
        de alas contenidas.

Rapaz el aire/    me vence/
    cuando su libido te cubre
¡y yo tiemblo!
    en la carcasa de mi ego.

Mi soledad    aún
    ronda el peñasco seco de tu ausencia.
Buscándote.
Queriéndote.
Marcando auras
    donde tu amor me rescata.

¡Tu amor!...
¡Abierta semilla de la aurora!

Autor: Juan C. L. Rojas






lunes, 10 de febrero de 2014

A mares.

Al influjo de las penumbras,
o sin luz, o sin sombras,
atinado desatino
del placer
guiado de suspiros...
Los cuerpos se desvisten
en giros adyacentes;
ágiles felinos son
que silentes se deslizan
con sus garras afiladas de caricias...
Cálida extensión
de piel sobre piel
se acometen
de fragancias y sabores
fagocitan...
Sangre que acrecientan
en torrentes y dos mares;
geografías
carnales contrapuestas
que se funden,
tremulares, temblores
que se habitan
en puntos
de geometrías tangenciales,
se devoran
en cumbres y en abismos.
Aritmética
del arte movedizo,
¡artilugio de la formas
en pares complementos!
Sentires y placeres
perdidos en la luna,
vivientes del ensueño,
desorbitados del mundo.
Armonía de susurros
en sonidos de afluentes.
Entrañas de la tierra
y sus fragores
donde magmas
transmigraron en los cuerpos,
ascendente y descendente
que baten y rebaten
a punto de heliocentro...
¡Y estallan!...
Pero es, ¡a mares
en fulmíneo final!
¡Plasma de estrellas!
lo que sueñan...
lo que sienten...

Autor: Juan Carlos Luis Rojas

Ritos y misterios

En el recodo del alma
donde danzan los tigres del deseo
allí está mi corazón
/sediento/
presto a lanzarse al mar
sobre los domos relucientes de tus corales.
En la alcoba
invadida de penumbras
se mueven los misterios
de ritos y suspiros.
En el ojo de la tormenta
el vórtice de la pasión se funde
/cae/
en el remanso tibio de nuestros cuerpos.
Cantamos.
Gritamos.
Resumimos nuestros sueños
entre sábanas revueltas
mientras voraces fuegos
tragan a nuestras almas.
Si las palomas satisfechas
acicalan con el pico su plumaje
¡ave reincidentes somos!...
De besos
llenamos nuestra piel.





Ritos y misteriosEn el recodo del almadonde danzan los tigres del deseoallí está mi corazón/sediento/presto a...
Posted by Juan Carlos Luis Rojas on lunes, 8 de febrero de 2016

viernes, 7 de febrero de 2014

Maternidad primera


Es vibración sutil
que emergiendo va/
¡Música fecunda de vida!
en el diapasón de tu vientre.

¡Desde la naturaleza misma
que cuida sus vergeles/
aprendes ternura, madre,
joven madre primera!

Se van multiplicando los sueños
y sentires que acunas celosa
entre los abrazos
y besos de ternura.

Despiertan de tu ser
sorprendentes instintos
que te dicta la sangre.
Y el mapa de la vida
te guía certera en el brote/
del vástago nuevo/
de la nueva flor.

Te rodean, y en ti
fortalezas, protección/
feliz cuidado y cariño.

¡Seas bienaventurada,
madre
y tu naciente candor!

Autor: Juan Carlos Luis Rojas
(A Vivi Salomón de Torres Bordón, sobrina,
y a todas las madres en su primera gestación)




domingo, 2 de febrero de 2014

Alcobas recónditas


Se cuece en la tarde
    el pigmento feliz de los anhelos
        que de los suspiros carga el aire/
y de glorias intrépidas
    el corazón se embebe.

Esa brisa que filtran
    las palmeras de tus manos
fragancia de azahares se vuelve
    al olfato ávido del amor.


Mi pecho oye cantares silentes
    que emergen/
de esa alcoba recóndita/
de esa cálida alcoba de tu pecho.


¡Son nuestros corazones
    que sin sentidos para el mundo
        sueñan!/
¡Más sueñan
    cuando la pasión estalla...
y son dueños sus retumbos
    de dominios y locuras!


Mientras la boca suena muda
    largo es el canto
        que llega hasta el oído...
    y hablan los ojos/
        la piel...


Si febriles mis pasos/
    sólo van para soltar
        palomas lentas/
ternuras blandas/
que llevan dedos florecidos/
que tocan sin rozar
    el aura de tus senos.


Candor de jazmines
    sacude al alma
y está dentro de su corazón su corazón/
    para vestirse
        con sedas y capullos...
y con savia dulce del amor.

Autor: Juan C. L. Rojas
http://laberintodelamor.blogspot.com

Gracias a todos por vuestra generosidad en participar. Un abrazo.