viernes, 8 de octubre de 2010

Propiedad

Se derrama    el aire    la luz
    tentáculos libidinosos.
Caen sobre tu cuerpo
    haciendo estallar
        de la mansedumbre
            la puerta de los celos...
        y no sabes
    que van mis ojos
        a la batalla
            sentenciando en el alma
                el poder de lo propio.

No sabes
    que tu nombre    pequeño    tierno
que pronuncio sin voz...
que dos golpes son    ¡míos!
silábicos sonidos
    de cristales en brindis...

del alborozo    que es nuestro
    que es mío
cosquilleando mi corazón
    que es tuyo.

En tanto/
es tu propiedad    /ser/    libre
    y así es como te quiero.

Autor: Juan C. L. Rojas




Gracias a todos por vuestra generosidad en participar. Un abrazo.