miércoles, 25 de noviembre de 2009

NO TE ENGAÑES


Que no te engañen en las despedidas
    la dureza de los ojos
        ni las palabras frías
            ni el adiós pobre en el aire/
    ni este ceño fruncido y distante
        ni la risa envuelta en ironías...
¡Pobres ironías
    que tangencial sintonizan el polvo
        de subterráneas ecatombes!
No se acerca    a veces
    ni a tus mejillas
        este suspiro mío que puede abrir el mar.
Que no te engañe mi silbo indiferente/
    pues quiere ignorar
        lo trunco del silencio
            y de mi corazón
                el candente grito.
En las alegrías de este amar
    hay tristezas/
tristezas del vacío    en el corte de esta herida...
y en la música dolorosa 
    que estremece
        vez tras vez
a mi piel.

...Y que no te engañen mis ojos secos
estos párpados cansados
    que derrumbándose
        combaten aún
para que entre/
esta indeterminada luz
    que ya no sé si es crepúsculo
        o un tímido amanecer.

Autor: Juan Carlos Luis Rojas

4 comentarios:

  1. Me gusta Juan!(pero la barra...)
    A veces sólo una pequeña luz a la distancia nos indica que si seguimos avanzando, encontraremos la fuente de esa luz.
    Escuchar la música del alma y saber que dice, es un don. Cambiar la música, depende de nuestra voluntad.
    Y hay momentos en que el silencio del alma suena a dulce música, que acaricia, sin dolor.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  2. Hola, gracias por seguir mi blog, lo sigo, también. Sus poemas son muy hermosos. Volver a leer más. Un abrazo aquí en Brasil.

    Tais Luso

    ResponderEliminar
  3. gran tema mi amigo, me gustó.
    amigo disculpe, ¿por qué su blog, cuándo usted publica no aparece actualizado?
    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Muchisimo sentimiento en el que se palpa el dolor, tus versos me secuestran el alma, me gusta leerte poeta
    Un abrazo
    Stella

    ResponderEliminar

Me gustaría contar con tu opinión.

Gracias a todos por vuestra generosidad en participar. Un abrazo.